Salah Abdeslam, el octavo yihadista de los ataques, escapó el sábado de un control policial


“” style=”box-sizing: border-box; border: 0px; vertical-align: bottom;”>

Francia tuvo la oportunidad de detener al hombre más buscado unas horas después del atentado. Salah Abdeslam, francés de nacionalidad y nacido en 1989 en Bruselas, fue interceptado en un control en la frontera de Bélgica el sábado, pero no fue detenido porque su nombre no constaba en la lista de los buscados.

A Salah Abdeslam se le considera uno de los responsables de los ataques que tuvieron lugar el pasado viernes en el centro de París. Tanto Francia como Bélgica lanzaban, tras perderle la pista, unaorden de busca y captura internacional para encontrarle. Mide 1,75 metros y tiene los ojos marrones, según la ficha difundida por la policía francesa en Twitter.

Se trata del hermano de Ibrahim Abdeslam, uno de los siete terroristas que se inmolaron en los atentados en la capital gala, concretamente en el boulevar Voltaire, próximo a la sala Bataclan, donde murieron otros tres yihadistas. De él se sospecha que fue el encargado de alquilar los vehículos con los que los terroristas llegaron a los lugares del atentado.

Salah fue visto junto a la frontera belga en un coche junto a otros dos individuos pero, tras verificar las identidades de todos y ver que no estaban entre la lista de sospechosos, los dejaron pasar. Más tarde, la Fiscalía descubrió que uno de los ocupantes del coche estaba fichado en Bélgica y que Salah Abdeslam había alquilado el Volkswagen Polo negroque apareció en las inmediaciones de Bataclan.

La policía nacional francesa ha pedido lacolaboración ciudadana distribuyendo una foto de Salah en las redes sociales. Los cuerpos de seguridad franceses piden a la ciudadanía que si lo ven o tienen información sobre él que permita localizarlo, se pongan en contacto con ellos. En la imagen que subieron a su cuenta de Twitter, aclaran: “Individuo peligroso, no intervengan”.

Aviso a los países fronterizos

Francia lanzó este domingo además una alerta a sus países fronterizos para evitar la fuga a su territorio de Salah Abdeslam, informaron fuentes conocedoras de la investigación. Las fuentes señalaron que Franciaha activado el protocolo internacional vigente en este tipo de situaciones ante la sospecha de que el terrorista haya salido del país.

Al menos España y Bélgica han recibido esta alerta, según las fuentes, que destacaron, sin embargo “que no existe ningún dato concreto que haga pensar que (Abdeslam) ha huido a España”.