Málaga registra el récord de temperatura mínima más alta de España, con 20, 1 grados


EP  |  3

Se trata del registro más elevado contabilizado un mes de marzo desde 1987, cuando los mercurios llegaron a los 19,4 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología

El anticiclón sigue instalado sobre la Península y el sol y las temperaturas «agradables» permanecerán durante toda la Semana Santa, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En el caso de la provincia, ayer batió un récord de temperatura, con la mínima más alta de España. Esta efeméride se produjo en el aeropuerto de Málaga, que el domingo registró una mínima de 20,1 grados centígrados cuando la mínima anterior más elevada para un mes de marzo eran los 19,4 grados que marcaron los mercurios en 1987.

Según ha informado a Europa Press la portavoz de Aemet, Ana Casals, este martes y miércoles seguirán los cielos poco nubosos o despejados en general, quizás con algunas nubes medias y altas y solamente se esperan periodos de cielos nubosos con algunas lluvias débiles y ocasionales en el extremo norte peninsular, siendo más probables en el Cantábrico oriental y Pirineo occidental durante la noche del martes y la primera mitad del miércoles.

Sobre las temperaturas, ha explicado que este martes seguirán subiendo en todo el país y que el miércoles descenderán hasta ocho grados centígrados en la mitad norte y en el tercio este peninsular, aunque el jueves volverán a subir más o menos en la misma medida. El martes, prevé que el termómetro supere los 30 grados centígrados en la mitad sur peninsular y en Canarias.

Se cumple la predicción

Casals ha explicado que «se está cumpliendo la predicción» de buen tiempo esta Semana Santa y las probabilidades de precipitación en el norte siguen apuntando a lluvias «débiles y ocasionales» al tiempo que los termómetros subirán este martes en toda España, salvo en el extremo norte y en una franja litoral que cubre Murcia, Alicante y Valencia, donde descienden.

Ya el Domingo de Resurrección una vaguada en altura hará que llegue a la Península aire frío e inestabilidad y podría producirse algún chubasco o tormenta, sobre todo en las zonas de montaña en las horas centrales del día y durante la tarde. Casals señala que la predicción a partir del domingo presenta una mayor incertidumbre y pronostica que serán días «menos estables» que los anteriores. El fin de semana será probable una entrada de aire frío del norte que produciría precipitaciones débiles en el extremo norte peninsular y un descenso de las temperaturas que podría afectar a toda la Península y a Baleares.