El Puerto de Málaga abre el concurso para una marina de megayates en los muelles 1 y 2


untitled2Málaga

Los inversores tendrán un plazo máximo de tres meses para optar a la concesión, que permitirá la explotación durante 20 años de los amarres para hasta 40 barcos de lujo

El Boletín Oficial del Estado publica en su edición de hoy la apertura del concurso público para la concesión de la dársena del Marqués de Guadiaro, entre los muelles 1 y 2, con el objetivo de crear una gran marina deportiva para megayates. Los inversores interesados tendrán un plazo máximo de tres meses para hacer sus ofertas, a lo que se sumará un mes para la apertura de los sobres y la adjudicación, que se producirá hacia el mes de febrero del año próximo.

La convocatoria está abierta a las propuestas de los licitadores, aunque, según las primeras ideas que se han analizado, daría cabida a un máximo de 40 buques, de 30 a 100 metros de eslora (y hasta 20 de manga). Además, el plazo de la concesión también variará, en función de la inversión prevista, hasta un máximo de 20 años para la propuesta más ambiciosa económicamente.

Además, se podrán utilizar las instalaciones que se construyeron junto a la Farola (el cubo de cristal de baja altura, que hasta ahora no ha tenido ningún uso) y que servirán para lo que se diseñaron, esto es, como estación marítima.

En el ámbito espacial de la concesión se incluyen, también, dos parcelas anexas. El conjunto total dispone de 745,27 m2 destinados a la recepción, registro, control y otros servicios complementarios para atender la demanda de esta actividad.

Plano de localización.
Plano de localización.
El espacio concesional será todo el muelle 1 y casi la mitad del 2, con una superficie de agua de 41.484 metros cuadrados, con 4.830 de tierra, y una longitud de muelle de 770 metros. La inversión deberá ser de un mínimo de 2,5 millones de euros y un máximo de 9,5. Dado el interés que ya han mostrado diversos inversores, se prevé que concurran varios licitadores. Como puntos fuertes, destaca la proximidad y la buena sintonía con el Aeropuerto y su terminal de vuelos privados, con la que ya este verano se han producido sinergias. Además, destaca la cercanía a Marbella y Puerto Banús, y la posibilidad de ofrecer servicios de avituallamiento y de mantenimiento y reparación de los barcos en el astillero Mario López.

Si bien el espacio está previsto para el atraque de embarcaciones con base en el recinto portuario, el concesionario deberá reservar el 10% de los puestos de amarre a embarcaciones en tránsito.

La fecha límite de presentación de ofertas es de tres meses desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado, el martes 2 de octubre de 2018. Las ofertas presentadas se valorarán teniendo en cuenta la calidad técnica de la propuesta, la viabilidad financiera de la concesión y la oferta económica